universodelta: (Default)
[personal profile] universodelta
A continuación os presento la crítica de La Última Isla ( http://www.edicioneshades.com/la%20ultima%20isla.html ), novela de ciencia ficción y fantasía de la mano del autor Luis Baselga.



Realizar una crítica de La Última Isla es para mi un difícil cometido, la verdad, pues me encuentro ante una novela realmente mejorable a la que no haría ningún bien poniendo notas. Como el principal objetivo de este programa de críticas, que llevo junto a mis compañeros Daniel y Xabi, es ante todo dar feedback y apoyar a los escritores noveles, no veo ningún sentido en poner notas cuando ya puedo deciros de antemano que serían generalizadamente muy, muy muy negativas. Sin más preámbulos, pasemos al análisis punto por punto, en que se me ha ocurrido incluir explícitamente varias propuestas que creo que podrían serle útiles al autor de cara a futuras obras -este es su debut-:

ARGUMENTO

En un principio, parte de una premisa interesante: la detección por parte de unos científicos de comunicaciones alienígenas que revelan que en doce años llegarán a la tierra para invadirla. Sin embargo, a partir de ahí reina la incredulidad del lector, pues se suceden sin parar decisiones inexplicables de los personajes que, además, son siempre claramente consensuadas por todos ellos. De verdad que nunca había leído un libro en que me chirriara tanto todo lo que ocurre y que deciden los personajes, que además, son muchísimos, y nunca parecen haber conflictos o divisiones de opinión entre ellos en temas de lo más polémicos y espinosos.

En el fondo, lo malo no es que la trama nos guie por hechos tan absurdos a primera vista como que un grupete de cerebritos descubra que el mundo será devastado próximamente y prefieran quedarse el conocimiento para ellos en plan secta antes que poner en alerta al mundo entero para crear una sinergia global de esfuerzos y recursos... el verdadero problema es que Luis ni siquiera intenta hacernos ver como verosímil este tipo de decisiones. Los personajes las toman, como si todos tuvieran una misma mente grupal, y ya está. Los debates siempre son mínimos y rápidamente acallados, en realidad da la impresión de que son meras excusas para ampliar la información del lector respecto a X o Y matiz o para darle algo de coba a X personaje concreto.

Propuesta de mejora 1: si la trama incluye elementos que son, como mínimo, cuestionables, se ha de buscar justificación para ellos como sea, aunque sea creando un personaje poderoso y dominante cual Hitler, que mediante la coacción lleve a los demás a acatar sus estrambóticas ideas a pesar de que todos estén en contra. Lo que sea, pero que el lector se lo crea.

Otra cosa realmente nefasta del argumento son las elipsis narrativas o saltos temporales. En el libro, los saltos temporales son bastante frecuentes, algunos bastante bestias (estamos hablando de décadas), y se producen siempre súbitamente, de un párrafo a otro. De golpe y porrazo, se nos narra brevemente que si ha muerto tal o cual, tal o cual se ha casado y tal o cual ha tenido X hijos, de forma impersonal, lo cual nos crea un desapego enorme hacia los personajes y la historia en general, pues más que disfrutar de una novela, estas elipsis nos hacen sentir como si estuviéramos siendo informados contrareloj de algún asunto técnico con el que trabajar.

Propuesta de mejora 2: Hay que evitar las elipsis en la medida de lo posible, y dejarlas en lo estrictamente necesario para la historia. Y por supuesto, hay que intentar preparar bien el terreno antes de saltar de forma brusca en el tiempo, y luego se nos ha de explicar con calma todo lo que ha sucedido y hacernos sentir realmente como si hubiera pasado el tiempo, que notemos realmente que envejecen los personajes y las cosas evolucionan.


AMBIENTACIÓN

Qué decir de la ambientación... realmente no es de los peores puntos de la novela, pero también es realmente mejorable. En favor del autor, cabe mencionar que es una novela en la que recrear una buena ambientación seria especialmente difícil (por la cantidad de consturcciones y aparatos tecnològicos que describir), pero aún así, aparte del entorno de la propia isla, las descripciones son realmente escasas, como los momentos en que los personajes hacen expediciones al exterior, moviéndose por unos entornos de los cuales apenas tenemos un confuso bosquejo en la mente; si dos o tres lectores tuvieran que dibujar lo que leen, los resultados serían muy diferentes. Teniendo en cuenta que las descripciones son muy escasas pero al mismo tiempo se demandan mucho (por la cantidad de conceptos difíciles de imaginar), el autor muchas veces recurre al estilo "de manual" (x metros de largo, x de ancho, etc)... craso error. En varios pasajes, me encontré ante descripciones tan frías que preferí no prestarles atención e imaginarme la cosa en cuestión según me pareciera, antes que crearme el mapa mental del objeto a partir de datos numéricos.

Propuesta de mejora 3: En una novela de estas características, las descripciones son primordiales, se han de utilizar muchísimo más y más extensamente pero hemos de lograr que no aburran al lector. El uso generoso de comparaciones, metáforas, sentimientos que evocan... serían las mejores opciones para lograr hacernos vivir el ambiente de La Última Isla.

Como un punto a favor de la ambientación, cabe mencionar que en diversos pasajes esta está muy bien conseguida gracias a la documentación del autor, que nos introduce conceptos como el efecto Doppler o se acerca un poco a la ciencia ficción cuando se nos explica bastante detalladamente el funcionamiento de X aparato o tecnología (aunque, por lo demás, la novela es puramente de fantasía).


PERSONAJES

Hemos llegado al punto en que La Última Isla se nos rompe por completo: los personajes, sin duda el elemento más negativo de esta novela. De nuevo hemos de matizar que Luis se arriesgó mucho en este tipo de historia, pues por sus características, lograr que nos encariñáramos con su amplio elenco de personajes sería extraordinariamente difícil. Pero es que la cosa realmente no funciona, no funciona para nada. Para empezar, el número de persoanajes que ocupan la trama (catorce principales, más algunos otros secundarios) es totalmente abrumador para nuestra memoria de trabajo, pues además se nos presentan todos de repente, son bastante homogéneos entre sí y apenas se nos describen. Tenemos al final del libro un glosario que los recoge a todos con su historial básico a modo de recordatorio, pero seamos realistas, a nadie le apetece leer un libro volviendo constantemente a consultar las páginas finales cada vez que interviene un nombre, se haría eterno y nos cortaría constantemente. En esta novela me dio toda la impresión de que su autor descuidó claramente a los personajes para centrarse por completo en la ambientación y los hechos, y esto no le ha hecho ningún bien al libro.

El tema de los personajes es muy, muy sangrante. Por una parte, su protagonismo es realmente desigual, de manera que, aunque se supone que hay catorce principales, realmente al acabar de leer el libro sólo recordaremos bien tres o cuatro, los que más papel han tenido, y aún así, realmente seríamos incapaces de citar demasiadas características que les diferenciaran entre ellos. En lo que respecta al resto del elenco, su papel es simplemente testimonial, apareciendo en contadísimas ocasiones a lo largo del libro, de manera que nos tiramos media novela preguntándonos quién es ese que acaba de morir, qué pinta este haciendo eso, y demás. A modo de ejemplo aproximado: leemos en la página 10 las descripciones de los catorce personajes que van a dirigir la trama, así de sopetón. Entre ellos, tenemos a un tal "John Smith", hombre casado, ingeniero nuclear. No volvemos a saber nada de él hasta la página 60, en que se nos narra brevemente que contribuye a las instalaciones energéticas de la isla. A estas alturas no tenemos ni idea de quién es, así que el dato (y él, como personaje), nos es totalmente indiferente. Luego llega la página 150, tras una elipsis de diez años, se nos cuenta que ha muerto en nosequé accidente, siendo esa su tercera mención. Nostros, obviamente ni sabemos quién es ni nos importa lo más minimo. Teniendo en cuenta que en esta novela la mayoría de personajes se nos presentan de manera similar a este ejemplo que he citado, el panorama es bastante desalentador. Además, como concepto general, es sorprendente la forma en que todos los personajes parecen pensar de la misma forma, estar de acuerdo en todo, tener el mismo sentido del humor. Una cosa es que sean un grupo cohesionado y la otra, que no expresen su personalidad en prácticamente ninguna ocasión a lo largo del libro, siendo estas ocasiones, además, muy breves y poco contextualizadas (por ejemplo, de repente a alguien se le ocurre hacer una broma sin venir a cuento, o sin que sea el momento más propicio).

Propuesta de mejora 4: NUNCA descuidar los personajes. Es recomendable incluso descuidar la trama antes que hacerlo con los personajes, que son al fin y al cabo el vehículo con el que recorremos las páginas de la novela. Y es un gran error pretender abarcar a muchos personajes con un foco de gran calibre; es mucho mejor estrechar el haz de luz e ir pasándolo poco a poco por las caras de cada uno de ellos. Debemos trabajar a un nivel más individual, más específico; se debe emplear el espacio suficiente para otorgar VIDA a cada uno de ellos y que el lector lo recuerde y le conozca como un ente distinto a los demás. Cada personaje necesita tener sus propios sentimientos y opiniones y no limitarse a ser un mero peón que haga andar el tablero. Hubiera sido mil veces mejor que los personajes principales hubieran sido seis y no catorce, siempre que éstos hubieran podido ser todos bien desarrollados y con su personalidad bien marcada.


RITMO / DURACIÓN

Bien podría decir, tras leer La Última Isla, que su trama podría haber sido desarrollada en 2.500 páginas en vez de en 250. Y no exagero para nada, os lo aseguro. Los mayores defectos de este libro giran siempre alrededor de una escritura apresurada, en la que no se desarrolla nada con el suficiente detenimiento: ni personajes, ni ambientación, ni trama. Se trata de una historia de proporciones colosales, con sesenta años de extensión temporal, muchísimos personajes y una descomunal evolución de los recursos de los protagonistas desde que empiezan hasta el final del libro, y todo esto se nos cuenta en sólo 250 páginas de una forma realmente mejorable en todos sus aspectos. Aunque el libro es corto, cuenta tantísimas cosas en ese espacio, que su densidad se nos hace casi insoportable por momentos. En varios momentos, cuando, a lo largo de un simple párrafo, los personajes toman de repente una decisión que no comprendemos sin que haya ningún debate entre ellos y aceptándola y llevándola a cabo como si la estuvieran preparando toda su vida, me dieron ganas de cerrar el libro y no volver a abrirlo, porque te da la sensación de estar dialogando con alguien que no deja de hablar y tampoco te deja que le interrumpas para poder pedirle explicaciones más detenidas acerca de lo que te está contando.

Propuesta de mejora 5: Mantengamos la calma, por favor. Tomémonos el tiempo necesario para deleitar al lector, para crearle una huella, dejar que se divierta con toda tranquilidad de lo que le contamos. No tengamos prisa, no convirtamos nuestra novela en un tedioso informe sobresaturado que será borrado de la mente de nuestro lector tan rápido como acabe la última página; para ello, para que guste y perdure en la gente nuestro libro, es requisito imprescindible que abarquemos el espacio suficiente, sean 200, 600 o 900 páginas, para desarrollar adecuadamente cada uno de los aspectos de nuestra historia tal como esta nos lo pida.


PRESENTACIÓN

Teniendo en cuenta que esta novela está editada por Ediciones Hades, y se supone que este aspecto es su responsabilidad, he de afirmar aquí tajantemente que son una editorial realmente mediocre y si se supone que revisan y corrigen cada texto que publican, entonces claramente son unos estafadores. La Última Isla está repleta de fallos fuertes de todo tipo; algunos realmente desconcertantes, como que el 80% de preguntas carecen de signos de interrogación, otros muy graves, como "haber" en vez de "a ver", y otros, los más numerosos sin duda, los típicos de la precipitación: los errores tipográficos, que son onmipresentes. La portada, por otra parte, está severamente pixelada, lo cual nos lleva de nuevo a preguntarnos qué demonios se supone que trabaja la editorial Hades con los libros antes de publicarlos, si es que los miran siquiera.

Propuesta de mejora 6: Evitar a editoriales fantasma como esta... sólo quieren nuestro dinero, y para autoeditar, es una idea muchísimo mejor buscar otras alternativas más directas que indudablemente nos van a salir también más económicas.


CONCLUSIÓN

La Última Isla tiene muchas ideas que podrían haber sido buenas, pero podría decirse que su autor las ha tomado con tanto entusiasmo que, de la prisa, se le han caído y roto por el camino. Para ser su primera novela, hay que decir que Luis cometió el error de elegir una historia demasiado ambiciosa, una trama que sería difícil desarrollar satisfactoriamente incluso por el escritor más experimentado. Esta desafortunada coincidencia entre ser novato y elegir una historia muy compleja se mezcla, además, con una inadecuada actitud ante la escritura, pues se nota a todas luces que ésta es demasiado apresurada y no se coge el tiempo necesario para ir revisando lo que se va escribiendo y corrigiendo los errores tipográficos, totalmente normales, que se van produciendo.

Propuesta de mejora 7: Soy consciente de la increíble pereza que da esto, pero, pensando en la calidad, le recomendaría al autor la reescritura total de La Última Isla, dejándola para un futuro y centrándose en edificar su periplo como escritor en base a obras iniciales más sencillas, adecuadas para ir aprendiendo y progresando antes de acometer el gran desafío que es llevar a cabo en forma de novela una historia tan extraordinariamente compleja como la de este libro.

Profile

universodelta: (Default)
Universo Delta

July 2014

S M T W T F S
  12345
678 9101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Most Popular Tags

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags